LA CAIDA DE UN MOTERO

Las primeras palabras deben ser para mis compañeros de ruta, agradeciéndoles que hayan permanecido conmigo en todo momento, y a la vez pedirles disculpas por lo sucedido.

No sé porque me pongo a escribir. Ni siquiera se lo he contado a mi familia para no preocuparlos, sé que no iba a conseguir más que eso. Pero a su vez siento necesidad de desnudar mi alma. Debe ser porque mi estado mental débil ocasiona esta situación. Y es que llegar a casa después de un accidente y encontrar que mi gata de cinco meses me acompaña casi sin hacerme caso, incapaz de darme protección y estima, me obliga a golpear este teclado con el fin de expresar mis sentimientos. Pero debo asumir este destino.

Son las 19.00 horas del día 24 de Octubre. Al regresar he llamado al móvil de dos de mis compañeros de ruta, pero posiblemente están en eso y no les es posible contestar a mi llamada. He llegado en taxi, la compañía de seguros me ha proporcionado uno sabiendo que estaba algo tocado. Paco, el conductor, ha sido muy amable y durante ese tiempo he olvidado ligeramente mi pesar. Pero una vez en casa, después de lanzar a Facebook un par de mensajes tranquilizadores solo para quien conozca la situación, he intentado ver algo en la tele que me haga olvidar lo sucedido pero no tengo escapatoria, la sensación de culpabilidad y preocupación me embargan y supongo que expresarme, dilucidarla y analizar mi accidente frente a una pantalla me hace sentir mejor.

Soy de los que creen que el razonamiento es un arma poderosa, pero a la vez también creo en el destino, y desconozco porqué una piedra en el camino está intentando cambiar el mío. Un Samurai se enfrenta a su destino con honor, y como amante de la cultura japonesa, y practicante de un arte que se llama Judo, pido a Dios me de fuerzas para ello.

Los que me conocen sabrán lo meticuloso que soy, lo caprichoso que soy, y el gran valor que le doy a mis cosas, no se trata de lo que cuestan, sino de la espiritualidad que intento poner a todo lo que hago. Desde pasarle la revisión de mi moto a decorar un casco. Entiendo que mi decoración no es mejor que una decoración original, ni tan atractiva, pero el hecho de hacerla yo me hace sentir digno cada vez que lo observo y esas pequeñas imperfecciones propias de artesano dan exclusividad y valor al trabajo. Hoy ese casco decorado por mí seguro que me ha salvado la vida.

De nuevo me pregunto el motivo de mi accidente, qué planes tiene el destino para mí, no sé si será un aviso, si debo lamentarme, o debo dar gracias por mi buena fortuna en la caída. El caso es que una vez que todo queda en un arrastrón casi sin consecuencia, le pedimos al destino que se hubiera portado un poco mejor, que no hubiera sucedido, todos pensamos que estas cosas no deberían pasar.

Ni siquiera ha sido falta de habilidad, o de nivel de conducción, pero si tanto he hablado del margen de seguridad, hoy he demostrado no cumplirlo, porque no he sido capaz de evitar esa trampa nada más que por mi culpa.

No me gusta alcanzar gran velocidad con mi moto, entre otras cosas porque su amplio peso, inercias y cubiertas ruteras no me dejan improvisar las trazadas, así que las pistas rápidas no son mi fuerte. Pero en la excursión de hoy hemos rodado por un tramo complicado de la Sierra del Segura en Jaen, donde la técnica de contramanillar y la aceleración de mi moto eran puro disfrute. Nunca lo hago, tengo la regla de no adelantar nunca y a su vez permitir que me pasen, pero hoy me la he saltado, así que después de unos pocos adelantamientos precavidos aunque agresivos, me he puesto el segundo detrás de un experimentado guía, al cual no lo he adelantado por cortesía debida, pero realmente podía llevar un ritmo muy superior de forma cómoda. Las curvas alternas se continuaban y no dejaban coger velocidad, solo tumbar, abrir gas, y preparar la curva siguiente. Pero quizá estaba demasiado cerca de mi guía evitando el hachazo del de detrás, ese fue mi error, aunque siempre procuro dejar distancia para no meter presión.

Durante el revirado tramo seguía su trazada. En un cambio de rasante le he visto hacer un giro inesperado, y sin poder evitarlo me he topado de lleno y sin posibilidad de fuga con una piedra que parecía casi cuadrada, de un palmo de alto por dos palmos de ancho aunque su recuerdo es muy fugaz… y solo he podido abordarla por mitad cogiendo fuerte el manillar. La moto ha entrado en pérdida zizageando y la he sujetado durante treinta metros, pero inevitablemente el sinuoso trazado me obligaba a cortar el gas, y de pronto me he visto en el suelo, todo tan rápido como una décima de segundo. No he visto pasar mi vida delante de mis ojos, no me dolía nada, pero mis compañeros de detrás vieron un fuerte impacto contra el asfalto. El tiempo se detuvo con ese ligero sonido del casco al golpearme directamente con un soporte de quitamiedos cubierto de madera. El crujido me pareció casi anecdótico, una forma de detenerme, pero ahora sé que toda la energía del deslizamiento de mi cuerpo se ha parado en seco con mi cabeza. En ese momento no sentí nada, y ahora ligeramente cierto dolor en la musculatura del cuello. Caer boca abajo es lo que tiene, todo es muy rápido, pero ahora, en frio, la rodilla interior y el costado izquierdo me están dejando sin aliento y sin posibilidad de moverme. Me las he visto putas para salir del taxi.

DSCF0034

El destino ha querido que fuera mi segunda puesta del nuevo NXR, el estreno oficial después de un breve recorrido de autopista justo para hacer mi artículo de prueba en mi blog. Y puede que ese super-casco, decorado por mí, con lo bien fijado al cuello y lo bien que me calzaba, haya sido el mejor momento para machacarlo, puesto que algo más holgado podía haber dejado recorrido muerto entre mi cabeza y el casco, fallando en la amortiguación del impacto. Otra vez debo dar las gracias a Dios, al destino, o a mi suerte.

Mi experiencia por motivos personales en estas situaciones me ha tranquilizado. Un análisis mental propio tipo auxilio médico rápido: Tensión bien, desmayo no, me llamo Fran, el cuerpo no se me descompone, no tengo angustia, puedo hablar y sentirlo todo. Muevo los brazos, muevo las piernas, mi columna parece estar bien. No me duele nada pero estoy aturdido. Me levanto despacio con la ayuda de mis compañeros de ruta, tengo ciertas lagunas de pensamiento, pero sé que al ver mi moto en el suelo me hace enfrentarme con una nueva situación. ¿Y AHOR QUE? Temo desvanecerme al enfrentarme a esa realidad pero me encuentro muy entero, mis amigos están a mi lado y recuerdo el procedimiento de llamar al 062. No recibo asistencia policial puesto que no hay más implicados, ni daños, y me encuentro bien, me enlazan conexión con el seguro. Ni siquiera sé dónde estoy, pero me apuntan los datos donde recibir la asistencia.

La espera de la grúa es muy amarga. Miro una y otra vez que ha ocurrido, y la piedra causante de mi desgracia ya no está, entiendo que ha debido de desintegrarse o la he disparado no sé dónde, analizo mi situación, cuento los cuarenta y cinco pasos de la mancha de la piedra a la moto, veo la zona donde golpeé en el suelo, no hay huella de frenada, pero sí las leves huellas del asfalto ocasionadas por el roce del protector de mi moto, y de nuevo observo la máquina bajo el guarda rail. No quiero ni mirar.

DSCF0009

Saco fotos, me ayudan con todo, con las piezas sueltas, con mi mochila, yo no sé muy bien que hacer, y decidimos sacar la moto de debajo. La verdad es que no parecen demasiados daños, una horquilla destrozada, luego los plásticos y los roces típicos de bajo del motor. No importa, yo estoy bien, pero me ha pillado en mal momento, estoy empezando una nueva etapa de mi vida y esto no estaba en mis planes.

Estoy cansado de piedras en el camino, y la verdad empiezo a pensar el motivo de este accidente., el por qué lo he merecido. Creo que pese a poder caer mal a alguna gente, y aunque algunos, por lo que sea, puedan alegrarse de esta situación, no debería ser así. No debo pagar un precio tan alto. Intento llevar mi vida sencilla y mantener mis ideas firmes, hablar claro y directo, aunque a veces aplico la prudencia y me ahorro discusiones si pienso que no compensa discutir. Puede que sea karma, igual antes he hecho daño a alguien y es el precio que tengo que pagar, pero al menos me gustaría saberlo para aceptarlo, entender que ese destino lo tengo merecido. Sigo pensando que no, que este desafortunado accidente no ha debido pasar.

Me ha gustado hablar de motos, sobre todo de técnica de conducción, y también me gusta tener mi blog al que yo solo considero un servicio a los compañeros, por eso lo tengo. Nunca he tenido la intención de hacer una crítica negativa por capricho, por hacer daño. Solo he deseado ser objetivo, y nunca me las he dado de buen piloto, ni el más legal, ni el más hábil, ni el más prudente. A las pruebas me remito…

No sé qué va a pasar ahora, estoy desconcertado, y espero que este texto me dé fuerzas para continuar, o no, en el mundo de las dos ruedas, porque creo que seguir aquí no tiene mucho sentido. Ya sé que los hombres fuertes caen y se levantan, pero me pregunto porque me ha pasado esto ahora, en un momento de mi vida un tanto delicado, en el que empezaba una etapa, otra vez, y otra, y en la que me veía muy fuerte para seguir adelante. Aunque este accidente ha mermado mucho mis energías.

¿Y ahora qué?, de que sirve hablar públicamente sobre motos si no he sido capaz de mantener un margen de seguridad suficiente. Como me puedo permitir dar ejemplos o críticas de cualquier cosa si no he conseguido ser fiel a mis palabras, que va a pasar con mi blog. Quizá he perdido mi credibilidad y sea el momento de cerrarlo, o de dejarlo abierto, con esta última reflexión, negándome la razón en todas y cada una de las palabras anteriores.

No es la primera vez que me estrello. Pensé que con un par de roces mientras aprendía en moto, y una fractura de tibia y peroné que por una infección en el hueso por poco me deja sin pierna era suficiente. El destino me sigue regalando la oportunidad de levantarme, pero una vez levantado no sé si quiero volver. No tengo miedo, cogería la moto ahora mismo, pero me siento muy impotente al desconocer donde habrá otra piedra que puede encontrarse con mi rueda. Pero la vida es así, hay un millón de piedras.

DSCF0016

Parece una excusa, lo sé, cuando un motero se cae siempre echa la culpa a algo, las gomas frías, los frenos se bloquean, la suspensión se ha quedado fija. Yo también la tengo, una gran piedra que no puedo encontrar, pero creo que mi accidente no ha sido falta de pericia, por eso estoy tranquilo. A pesar de eso no tengo más que una mancha en la carretera donde creo que estaba la piedra, y por suerte la opinión de mis compañeros me confirman que sí, que estaba allí, porque aún me parece un mal sueño, una situación subrealista que no me debía haber pasado.

AMANECER DEL DÍA 25

He pasado mejor noche que pensaba, el ibuprofeno ha funcionado. Me cercioro que no ha sido más que el golpe y no tengo nada interno, y que mi buen estado de forma física y peso ligero han tenido mucho que ver en todo esto. Solo necesito descanso, y librarme psicológicamente de la losa económica que invade mi mente cada vez que pienso en mi destrozada moto.

12.42 HORAS DEL DÍA 27

He consultado a varios amigos si debía o no publicar esta reflexión, que no artículo. Hay disparidad de opiniones, unos piensan que son sentimientos profundos que no debo expresar para no mostrar debilidad, otros que debería hacerlo para poder, desde la experiencia, hacer conscientes al resto de los peligros de la carretera. Pero un amigo me ha dicho que haga lo que mi corazón diga.

No busco palabras de ánimo, las agradezco y las tengo de todos los que me quieren. No busco el regocijo de nadie al saber que he caído. Tampoco me importa la opinión de los desconocidos, sea buena o mala, porque aun negativa, no me harán más daño que ver mi moto en el suelo. Si me atacan o infravaloran, o tienen mala impresión de mí, no defenderé mi postura, sería una discusión estéril con alguien que seguro no me conoce.

Si este es texto es publicado es porque se hace de corazón, sin buscar nada a cambio.

Atentamente Fran GTS.

Saludos en V’sss.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en REFLEXIONES. Guarda el enlace permanente.

71 respuestas a LA CAIDA DE UN MOTERO

  1. Montamos en moto y podemos caernos. Escribimos y nos exponemos a la crítica. Esto es inevitable. Sin embargo dudo mucho que alguien que ame las motos tanto como tú y pertenezca a este mundo de corazón, vaya a hacer algún comentario que no sea de ánimo y buenos deseos. Eres un tío grande, en cuanto se te pase la pena por tu moto, estarás liándola otra vez: en la carretera y en el blog. Lo llevas dentro. 😉 Un abrazo Fran!

    • Querido Rober:

      No te puedo decir nada que no te haya dicho al teléfono. Puesto que siempre estás ahí, aconsejando, ayudando y participando. Pese que en ocasiones te haga poco caso…

      Pero en este mensaje verás que empiezo a dar guerra en el blog, y a asumir que lo ocurrido es una de tantas que nos prepara la vida, y que pese a mi sentimiento de culpabilidad por el accidente, de preguntarme si merezco o no lo ocurrido, o de analizar el por qué de tan nefasta situación, debo entender que la vida es aquello que ocurre mientras preparas otros planes. Y esto, a pesar de no haberlo planeado, debe de tener una explicación que escapa de mi alcance. Para bien o para mal, una vez borrados los moratones, solo queda el perjuicio económico, ya que el dolor moral está siendo superado, entre otras cosas por la excepcional respuesta de personas conocidas y desconocidas que están siendo un gran manillar donde apoyarme.

      Un abrazo Rober. Espero verte pronto.

  2. Joan dijo:

    No te conozco de nada, pero estoy con lo que te dice Roberto. Muchos animos, la vida es un contiñuo salto de obstaculos y hay que seguir para superae el siguiente.
    Recuperate pronto, te esperamos en buena forma.
    Un abrazo.
    Joan, desde BCN

    • Hola Joan.

      Muchas gracias por tus palabras más aun cuando te refieres a alguien desconocido. Igual que expongo en respuestas anteriores, había olvidado que el control es una mera ilusión cuando se va en moto, por eso llevamos ropa de protección… y que por mucha precaución que queramos, el peligro nos acecha siempre, da igual si hemos pagado una y mil veces nuestra afición a base de cicatrices.

      Un fuerte abrazo.

  3. Ivan dijo:

    Hombre caerse es una constante para todos los moteros, nunca estamos al abrigo de algún imprevisto.

    Lo importante es que fisicamente estás bien (perdón por tutearlo sin conocerlo), y que no pasó a mayores; es una experiencia más en la vida y aunque dura no debe amargarte el camino.

    A reflexionar y a volver sobre la silla rápidamente!

    • ¿Qué tal estás Iván?

      Llevas razón, lo había olvidado. El movimiento y el equilibrio no es perfecto, ni la vida tampoco, así que había perdido la capacidad de asumir ciertos riesgos pensando que la habilidad y un buen margen de seguridad podría evitarlo todo, pero debo asumir que hay cosas que se escapan de mi entendimiento, y no por ello debo de dejar de hacer lo que tanto amo.

      Este es un modesto blog de amigos, nadie se habla de usted, aunque un servidor pinte canas… que dicen que están de moda, mira tú por donde.

      Un abrazo.

      • Ivan dijo:

        Cómo es la vida, 3 semanas después de este post tuve mi caída, nada grave afortunadamente, sólo una torcedura de tobillo que me tuvo casi un mes cojeando, la moto bien un par de cositas por cambiar y a rodar.

        Pero como puede cambiar la vida en una décima de segundo …

      • Hola Iván, ¿Qué tal te encuentras?

        Cuanto siento tu accidente, por fortuna no fue casi nada, ni física ni económicamente, pero aunque sea un pequeño revolcón uno se plantea la excesiva fragilidad que tenemos en la moto. Sí, ya se sabe que contamos con el riesgo asumido, pero creo que se nos va olvidando y al ocurrir una caída, aunque sea en parado, nos replantea que nunca se puede bajar la guardia, y que aun llevándola permanente, siempre tenemos exposición al peligro. Y es cierto, nos cambia la vida, aunque sea un poco. No me gusta recurrir a los tópicos pero ya se sabe el dicho, “hay dos clases de moteros, los que se han caído, y los que se van a caer”, es el precio que hemos de pagar.

        Espero y deseo una pronta recuperación. Un abrazo. Fran.

  4. No te conozco, ni se cómo eres, pero tus palabras han llegado a mi interior. Una lástima no poder estar cerca de ti para darte un fuerte abrazo y decirte que aunque en este momento aunque pienses que no, tienes mucha fuerza interior que te hará volver a levantarte y seguir adelante.
    No importa las piedras que podemos encontrar en el camino, lo importante es levantarnos cada vez con más fuerza.
    Un enorme abrazo y mucho ánimo Fran.

    • Estimado Antonio:

      Palabras muy de corazón hacia alguien que no conoces, y tu mensaje llega donde debe. Supongo que es día de hoy redactaría el texto de otra forma, si bien, no me arrepiento en absoluto ni una coma de lo que está escrito, ya que el autor de experiencias de un motero, es Fran GTS, una persona normal con la suficiente fortaleza como para no mostrar su rostro tras una careta, y capaz de despojarse de su armadura para enseñar las heridas de guerra, hasta las dolorosas heridas psicológicas.

      Como puedes comprobar en las demás contestaciones a esta reflexión, hoy me encuentro mucho más fuerte mentalmente y he recuperado el brillo en la mirada. Ahora queda superar el escoyo económico y volver a la carretera.

      Un fuerte abrazo.

  5. Pachi dijo:

    Cuando una persona tiene la presencia de ánimo para, tras una experiencia traumática como la que tú has tenido, escribir lo que acabo de leer ahí arriba, le sobra valentía para sobreponerse a un accidente. Sólo tiene que empezar a pensar con la cabeza de nuevo en lugar de con el corazón, que está muy bien para hacer lo que tú has hecho y que te honra, pero no para tomar decisiones de mayor alcance.

    Como los compañeros de arriba, tampoco te conozco personalmente, pero creo que los comentarios periódicos en un blog terminan definiendo a quien los escribe, tanto para los que conectan con él como para los que no, y como yo me considero entre los primeros, me alegro muy mucho de que estés bien físicamente, porque psíquicamente estoy seguro de que lo estarás muy pronto. Un compañero mío estuvo en unas circunstancias parecidas a la tuya, con un animal como protagonista en lugar de una piedra, pero con peores consecuencias sobre todo para la moto, y pasó por el mismo bache por el que pasas tú ahora, pero ya lleva muchos kilómetros en su nueva moto para alegría de los que lo conocemos, así que sólo deseo que te recuperes pronto anímicamente y te “veamos” de nuevo en tu moto y escribiendo en este blog que, desde luego, no sólo no ha perdido un ápice de su sentido, sino que, al menos para mí, ha ganado muchos puntos con la reacción de su redactor y que seguiré leyendo atentamente.

    Un fuerte abrazo y a recuperarte pronto.

    • Querido Pachi:

      Tú eres uno de los veteranos que opinan en el blog. Y como motero veterano estás hecho a este tipo de situaciones. Cuando se ven en los demás es más fácil ver la situación, y por supuesto, con una idea acertada de lo que acontecerá en unos días. Ya han pasado unos cuantos, físicamente los derrames y moratones me ocupan buena parte del cuerpo, pero solo es un color tintado en mi piel, ya que espero sobreponerme a las inflamaciones pronto… no hay más daños que ese.

      El tema psicológico está superado. Es fácil. Vives, te mueves, entrañas peligro. No hay más. Mi error fue pensar que ya tenía bastante sufrido anteriormente, y que había pagado con creces nuestra afición. Y que tenía buena formación vial. Pero da igual, es lo que he entendido, no podemos evitar la piedra, ni la acción del destino. Había olvidado que vivir significa asumir riesgos. Y NO SE PUEDE VIVIR CON MIEDO.

      Un fuerte abrazo. Fran.

  6. Esteban dijo:

    Hermano……bikers somos….en el camino andamos!!!!
    No permitas que nada ni nadie te aparte de lo que te hace feliz!!!

    Un abrazo….vsssss

  7. Hola compi, las caídas son eso: “caídas”. Lo mejor de ellas es que te ayudarán a ser mejor piloto porque irás aún más alerta, ¡sin duda!

    En cuanto a lo demás, mantente fiel a tí mismo. Es la mejor fórmula…

    PD El destino quiere que sigas practicando con la serigrafía 😝

    V’sSs

    PóluxCrivillé

    • Hola Javier, muchas gracias por tus palabras de ánimo. He estado muy tocado, pero ya no. Es el momento de empezar a subir y superar este escoyo, que ahora no es más que económico para poner al día mi moto.
      Un abrazo y ya empiezo a diseñar la decoración del próximo casco…jejeje.

  8. Emilio Alegre dijo:

    Buenas Super Fran:
    Aunque no me hubiera gustado leer este blog creo que puede servir a la gente para que tenga más cuidado.
    Las caídas son innatas a nuestra pasión es lo que hay, me encanta tu blog y sobre todo tu modestia y honradez. En nada estas otra vez dando guerra en la carretera y en el blog ( tienes que seguir que si no me quedo sin buen material ) para mi rincón en Facebook.
    Yo gracias a dios solo me caí una vez ( de curro y haciendo campo alguna más ) je je je. Aunque en la distancia sabes que por aquí andamos. Un fuerte abrazo SENSEI.

    • Querido Emilio:

      Sabes que personas dedicadas como tú y otros muchos amigos son las que de forma desinteresada me aconsejan en algunas decisiones respecto a este blog. Y sinceramente esta ha sido muy importante, porque mostrar excesivas emociones personales en un mundo de hipocresía, política y consumo es mostrar cierta debilidad. En cambio yo veo lo contrario, que andar por la vida permanentemente protegido nos hace perder identidad y personalidad. Por suerte mis reflexiones tienen poco alcance, y alcance medio cuando las compartes en rincones como el tuyo…

      Seguiremos luchando con pasos decididos hacia adelante. La valentía no es la carencia de miedo, sino la forma honorable en la que nos enfrentamos a el.

      Un abrazo Emilio.

  9. Juan dijo:

    Buenas Franchi !!!! ( yo te llamo asi cuando quiero ver tu blog (¡vamos a ver el blog de Franchi!):

    Soy motero de hace 6 meses, me dio la vena y me saque el carnet, y creo que el primer blog de información buena que vi fue el tuyo. Me lei en menos de 2 semanas todos y cada uno de los post que tienes, no tienes ni idea de lo que has llegado a aportarme como novato en 2 ruedas.

    Hasta los profesional se caen, tienes…., no! debes levantarte!, un tio como tu no puede dejar esta gran labor que haces en tu pequeño y humilde blog, al igual que a mi le habrás aportado un montón de cosas a mucha gente.

    Sobre la caida y el estado de tu moto, la moto se repara y de la caida te recuperaras fisicamente, quieres recuperarte mentalmente y sentirte mejor, vuelve a leer todo lo que has escrito aqui y encontraras todo lo que necesitas para volver a encontrar lo que eras, “un gran motero, un buen maestro y una buena persona”.

    Un saludo maquinon¡¡¡¡

    • Jajaja, que cab… me hace gracias eso de Franchi. Me moría de la risa al leerlo.

      Juan, te agradezco de corazón todas tus palabras. A día de hoy estoy perfectamente recuperado psicológicamente, y después de mucho pensar he entendido que si por algo es tan fascinante nuestro mundo es, entre otras muchas sensaciones, por ese cierto peligro que entraña.

      Mi blog es muy modesto, pero me da igual, y sigo poniendo todo el empeño en cada escrito que hago. Cada vez que un compañero me dice que le ha servido me siento ampliamente recompensado, y sobre todo los compañeros más noveles que están empezando “en gayumbos” por no decir en bragas, y que salen a la calle a su suerte, sin la más mínima explicación de la agradecida teoría del pilotaje.

      Como podrás leer en las respuestas anteriores estoy mucho más recuperado. Y empiezo a pensar que esta prueba que me ha puesto la vida, la he devorado con patatas, y con la ayuda de todos lo que me dais ánimos. Y que fue un error que me pasara la cabeza dejar la moto o este blog, fruto de la debilidad del momento. He recuperado el brillo en los ojos y soy consciente de que he pasado este escalón, y que nunca se puede controlar la vida. No sabremos de nuestro destino hasta que nos sea revelado.

      Por cierto, y perdona por discrepar en algunas de tus palabras. Ser buen motero depende de los ojos que nos miren, e intento ser buena persona, como todos nosotros. Pero no soy, ni me considero, maestro, ni mucho menos, por ahí si que no paso. De verdad que tengo mucho que aprender y eso es lo que más me gusta, el crecimiento personal debería ser perpetuo.

      Juan, recibe un abrazo muy fuerte.

  10. Manolo dijo:

    Bueno, me he quedado de piedra al ver que no era un relato o una historia, sino algo por real.
    Bien, me llamo Manolo, sigo tu blog aunque es la primera vez que escribo, lástima que sea por este motivo pero qué menos que mandarte un abrazo y darte ánimos.
    Es normal que te surjan las dudas acerca de muchas cosas, pero creo que no debes de sentirte poco indicado para dar lecciones de conducción por haberte caído. Antes bien, alguien que se ha caido es alguien mucho más legitimado para dar lecciones o compartir enseñanzas. Lecciones de barra de bar podemos dar todos, pero la gente que es sabia no lo es sino por haberse equivocado muchas veces y aprendido de ello (bien, tampoco te equivocastes,que fue un imprevisto)
    Así que mucho ánimo, recupérate moral y económicamente, arregla la Bking y que nos crucemos de ruta pronto por la Carrasquea.
    Un abrazo!

    • Muchas gracias Manolo por tus palabras.

      El motivo del blog es la difusión y la lectura, pero las aportaciones de los lectores son, cuanto menos, igual de importantes que las mias, puesto que como siempre digo, lo que yo digo es mi apreciación, que no la verdad absoluta. Y el debate sano es siempre bien recibido. Aun así, me alegro y te agradezco de corazón, que hayas decidido apretar el teclado con buenos deseos.

      Yo pensaba que todos los moteros nos habíamos caído, o nos teníamos que caer. Yo soy de los primeros, y la verdad que este accidente se ha quedado en nada después de unos días de reflexión, sinceramente para mí lo que me quitaba el sueño era contárselo a la familia, y por suerte lo recibieron genial.

      Decía que ya me había caído, y casi todos tenemos lesiones de guerra. Cuando era bastante joven, solo tres años con la moto, se me cruzó un coche y me partió tibia y peroné, con lo que unido a una mala praxis médica (escayola, no operación) me trajo problemas hasta que me operaron. Posteriormente una infección en el hueso hizo peligrar mi pierna, pero todo se solucionó. Me equivoqué al pensar que tanto sufrimiento pasado era mi “tributo” por pertenecer a este mundo, y que había pagado con creces mi tasa. Por eso no me creía mi accidente. Interiormente pensé que no lo merecía, que había hecho casi siempre lo correcto (no digo legalmente), y que estaba perfectamente preparado para un camino sin tropiezos en mi carrera como motero.

      Querido Manolo, yo apenas conozco a nadie y suelo ser discreto, y me sorprende que me conozcan a mí, así que si me ves por nuestras curvas favoritas, no dudes en decírmelo, que estaré encantado de darte un abrazo.

  11. Alonso Arenillas dijo:

    Como tú, directo y sincero. No nos conocemos y posiblemente nunca lo hagamos, pero me alegro mucho que tu accidente vaya a terminar siendo, con el paso del tiempo, tan solo una anecdota que enriquecerá tu experiencia com motero y como persona. Mi conclusión, tras mis propias experiencias, es que en nuestra pasión existe un factor imprevisible, incontrolable, ajeno a nuestra voluntad y culpa, capaz de acabar con todo en décimas de segundos; ello contribuye, junto con otros factores, a sentir tan intensamente la emoción de rodar en moto.
    Te conoci buscando opiniones sobre mi actual moto, la Ducati Multistrada. Me gustó mucho tu articulo, me resultó útil, y lo sigo releyendo, ya como nuevo ducatista, para contrastar mi experiencia e intentar mejorar mi pilotaje.
    Para tu reflexión, yo celebro y agradezco la existencia de tu blog. Si continúas con él será otro motivo de celebración.
    Saludos afectuosos desde Cádiz.

    • Hola Alonso, que tal estás?

      Creo que recibir palabras de ánimo de personas y compañeros que no conozco es una satisfacción más allá de lo que puedo permitirme, de verdad que no merezco tan excelente trato, he contado mi accidente y me veo en cierta manera impresionado por las respuestas de personas como tú, que sin conocerme, son capaces de darme ánimos. Muchas gracias de corazón.

      Como sabes, con un poco de suerte puedes encontrar el blog, y creo que por su contenido atemporal, los artículos y reflexiones siempre están vigentes, siempre son válidos, y me alegro mucho que hayas encontrado un rincón donde encontrar contenidos que nos hagan crecer como moteros, o descubrir detalles de comportamiento en las motos que en ninguna revista especializada dicen.

      Ya estoy totalmente recuperado psicológicamente del golpe, y bastante físicamente, así que será el tema económico lo que me lleve más tiempo, y tengo que mirar los daños, sobre todo de chasis, para empezar a moverme con piezas de recambio. Pero indiscutiblemente seguiré en la moto.

      Y también con el blog. Siempre he pensado que contaría información “casi” profesional, y nunca nada personal, ya que tengo una vida de lo más normal… Y ahora, a pesar de no tener mucha información, y que en algunos conces no parece que les va bien dejarme las motos, pues intentaré hacer lo que pueda.

      Un abrazo. Fran GTS.

      • Alonso Arenillas dijo:

        Me alegro de tu mejoría Fran.
        Estaré esperando , junto con otros muchos, tus comentarios y experiencias , al otro lado de la red.
        Rafagas y Uves desde Cádiz. Volveré a escribirte en más ocasiones. Seguro. ¡¡

  12. Fernando Vázquez dijo:

    Otro seguidor fiel de tu blog, del que he aprendido muchas cosas; otro motero convertido a esta fe ya bien pasados los cincuenta. La única derrota es sentir cómo todo se viene abajo al ver nuestra moto por los suelos, lastimada, rota. ¿Victorias? Todas, porque en ninguno de tus renglones he leído soberbia ni engreimiento, y un accidente no hará sino hacerte crecer. Y también tiene “malaje” encontrarse con semejante pedrusco en una carretera tan revirada.
    Adelante, no nos dejes sin tu aportación, y me alegro mucho de tu recuperación

    • Querido Fernando:

      Muchas gracias por tus palabras de ánimo. La verdad es que es raro encontrar un motero que inicie su andadura con 50 años, una circunstancia que si bien hace tener la experiencia de años anteriores, también parece que amuebla la cabeza y los sentidos en prevención de actos de valentía estériles.

      Supongo que este terrible golpe, que ahora no es tan terrible por que estoy muy recuperado en todos los sentidos, tuvo su porqué, y el destino me está deparando algunas sorpresas personales inesperadas. Es una batalla perdida, no lo dudes, pero no se pierde la guerra, sino que se sigue en pie, porque no hay otro remedio, y esta droga de las dos ruedas no se puede dejar. Encontrar soberbia o engreimiento en mis palabras sería una locura, sería una falta de coherencia, ya que después de un golpe hasta el más pintado (no profesional) agacha las orejas, o eso creo yo. Al parecer, en esa zona natural protegida, los animales suelen rodar las piedras hasta la vía intentando subir por los cerros, porque no me explico que hacia semejante canto allí en medio.

      Gracias de nuevo y espero seguir dando guerra en este blog. Un abrazo. Fran GTS.

  13. Stephane dijo:

    Hola Fran,
    Hace casi un mes que no entrada al foro, y cuando he leído la entrada me he quedado de piedra. He leído ávidamente el post para hacerme una idea del estado físico y mental en el que te encuentras y viendo las respuestas, de cara al patio las sensaciones son reconfortantes, aunque bien es cierto que ciertas cosas se quedan en el interior siempre (por experiencia propia).Lo que he leído es casi calcado de lo que ahora voy a escribir. Me permito decirte que yo hace dos meses tuve un golpe bastante fuerte a unos 100Km/h y gracias a mi complexión, y a que como tú, soy judoka, tuve el instinto de colocarme de forma para minimizar al máximo el impacto, restregón y volteretas hasta frenar. Lamentablemente mi Hornet 600 pasó a mejor vida. Horquillas partidas, bastidor tocado y subchasis doblado además de llantas torcidas. Vamos un cuadro. Todo esto lo digo porque ahora, dos meses después me he hecho con una KTM 990 Supermoto y eso quiere decir que la vida sigue, que física y anímicamente uno se recupera, y que se te presentan siempre nuevos retos con los que aprender y mejorar en este apasionante mundo. Espero que tu montura no tenga demasiados desperfectos y sea ‘recuperable’.
    Un sentido abrazo y ánimo.
    PD: Soy el ‘quemado’ que quería comprarse la MT-09 y que al final se ha pasado al lado naranja de la fuerza, jejeje.

    • Madre mía Stephane… lo tuyo fue peor.

      Mira, como irás leyendo por los comentarios, cada día tengo más ganas de subirme a la moto, y estoy moviéndome como un loco para arreglarla. Mi estado físico y anímico es muy bueno. No veo este accidente como una segunda oportunidad, sino como el comienzo de una nueva etapa, ya que la vida pasa mientras te empeñas en hacer otros planes, pero al menos, se le hace frente, se le da la cara y se vuelve a la carga, como sabes, cuando el cuerpo y el espíritu van unidos en la técnica el éxito estará asegurado, y el o que estoy haciendo, ahora estoy centrado en recuperar mi B-King y en iniciar mis clases de Judo, que me he quedado fuera de forma física y lo haré despacio.

      Volviendo al golpe que tuviste, sé que fue mucho más violento que el mío, lo siento mucho y me siento algo culpable por tener este reconocimiento por mi accidente, solo es una caída más de un motero más, que la verdad no ha sido tanto. tu caída por tanto debió marcarte mucho más. Y ahora pilotas feliz una fiera con las siglas KTM, nada menos, así que iniciaste una etapa maravillosa en tu vida, y el temor a la carretera se ha diluido como un depósito de gasolina. Muy rápido.

      Recibe un fuerte abrazo. Fran.

  14. Una puta piedra !
    No te hagas mala sangre Fran. No culpes a un descuido, ni a la falta de precaución tu accidente. Está claro que es auténtica mala suerte, y siendo así todos los que rodamos sabemos que es difícil mantener un margen de seguridad para piedras en el camino.
    Te envío mucho ánimo, mis mejores deseos para tu pronta recuperación y ojalá volvamos a verte pronto rodando con tu moto arreglada.
    V’ss

    • Muchas gracias Mariano por tus palabras. La verdad es que le he dado mil vueltas, mil. Ahora entiendo que no fue mi culpa, que no me hice daño para lo que podía haber pasado, que no se puede evitar el destino y volver a asumir el riesgo que corremos con vivir, y más en moto. Ah, y también asumir que esto se arreglará con el dinero de la visa, jejeje.

      En estos momentos los moratones se han aclarado mucho, y la rodilla pronto estará como nueva. Y mi B-King pronto lucirá radiante, como siempre, aunque con algún que otro irremediable cambio… que igual hasta le favorece.

      Nos veremos pronto en la carretera. Un abrazo Mariano.

  15. Reblogueó esto en Termiy comentado:
    Gracias por compartir tu experiencia Fran.
    Un fuerte abrazo !

  16. Juan Alberto dijo:

    Mucho ánimo. Yo tuve un accidente en el que caí boca abajo y no sabía que había pasado. Llegué a pensar en dejar la moto, vaciarle todos los líquidos, darla de baja y tenerla de exposición en el salón.
    Pero no lo hice y me alegro, salgo poco con ella, y mucho más relajado, pero esos paseos me ayudan mucho a disfrutar y olvidar los malos momentos.
    Saludos.

    • ¿Qué tal juan Alberto?

      Nada, ya está superado. Eso de caer boca-abajo desconcierta que no veas, porque te bajas de la moto sin saber como. Yo he pensado en mi caída, y creo que inicié con la rodilla, y luego con la cadera, hasta queda boca abajo y detenerme con el casco… y la imagen creo que dice mucho… Pero ya estamos en pie.

      Seguir rodando es una forma de vida, no se puede dejar, hemos nacido para esto, y lo seguiremos haciendo con más o menos cabeza, porque corazón lo ponemos todo.

      Muchísimas gracias por tus palabras de ánimo, tengo la moral por las nubes gracias a todos estos mensajes.

      Un fuerte abrazo Juan Alberto.

  17. Fer dijo:

    Querido Fran:
    tal y como algún otro asiduo ha comentado, yo también he acudido a tu blog tras varias semanas sin visitarlo y también he enmudecido al leer tu triste relato. Al ver luego tus respuestas a algunos comentarios me he quedado más tranquilo, al poder recoger en tus palabras signos de una inequívoca recuperación física y emocional. Como tantas otras veces, eres aquí, en los momentos más difíciles, un ejemplo y un faro para las que, al igual que tú, sentimos pasión por rodar en moto.
    Quiero enviarte un fuerte abrazo y desear de todo corazón que el proceso de recuperación de tu querida B.King también vaya por buen camino. Espero que, si no lo habéis podido hacer aun, pronto podáis volver a disfrutar juntos de vuestros paseos favoritos.

    p.D: gracias, en nombre de esa “inmensa minoría” a la que te diriges, por continuar con tu blog con el que tanto disfrutamos

    • Querido Fer:

      No sé si tengo el día tonto, que será eso, porque tus palabras me dan cierto brillo en los ojos. Como siempre, agradezco todas y cada uno las palabras de ánimo que he recibido. Me han llamado de toda España, incluso de Canarias… En mi face y en el blog tengo numerosas muestras de cariño y ánimo, y eso es impagable. Sinceramente me he sorprendido de lo rápido que me he repuesto psicológicamente, y mucho ha tenido que ver estos mensajes, como ahora el tuyo.

      Estoy haciendo milagros con las piezas de repuesto, pero empiezo a encontrar cierta salida económica, y aunque me quede “canino” me he propuesto en arreglar la moto lo antes posible, con mínimas piezas nuevas, y el resto de despieces… pero vamos, que estoy totalmente dedicado a ello y mi B-King lucirá esplendorosa como siempre, con cicatrices, pero esplendorosa.

      Es tanta la pasión que le he puesto que incluso me he comprado de nuevo un Shoei NXR, el mismo con el que me caí y que me salvó la vida… Hoy entiendo que era el mejor momento para caerse, con un nuevo casco, bien ceñido. Así que en eso también recibí la ayuda de mi Ángel de la Guarda.

      De nuevo discrepo con algunas de las palabras que has dicho. No es falsa modestia, no lo veo así. No creo que sea ningún ejemplo a seguir, ni un faro, ni nada de eso. No hay signo de fortaleza en mis palabras, hay debilidad, hay incredulidad, y hay dudas sobre mi destino, si bien, sí que hay fortaleza en los comentarios posteriores, pero ayudado por los mensajes de apoyo. Yo soy un motero que no siempre lo hace todo legal, que en ocasiones adelanta en continua, que no atiende demasiado a los límites de velocidad (en curva, jejeje. En recta no merece la pena) y que tengo mucho que aprender como motero y crecer como persona.
      Fer, de nuevo agradecer tus palabras. Un fuerte abrazo. Fran.

  18. santiagojh dijo:

    pues qué más decirte que repetir lo que te han escrito antes que yo. De todo se sale. Le habrás dado mil y una vueltas al accidentes, por qué pasó? podría haberlo evitado? El caso es que estás bien y ya recuperado. La moto se arregla, aunque cueste dinero, es sólo dinero (ya sé que cuesta mucho ganarlo). Tienes que dar gracias a Dios que llevabas un buen casco, que no escatimaste en protección. La reflexión que se me ocurre desde el teclado es, con un casco de 100 euros, ¿qué habría pasado?

    • Hola Santiago, como estás?

      Llevas razón, la moto se arregla y el Ángel de la Guarda también se ha portado con horas extras porque podía haberme partido en dos ante una sujeción del quita-miedos, así que queda dar las gracias… La moto está en marcha y podrá arreglarse no sin antes emplear esos ahorros que tenía de urgencia, pero sí o sí tengo que continuar en este mundo como sea.

      El tema del casco… pues es peliagudo. Se supone que todos pasan las normas europeas y son buenos en protección, pero incluso si hubiera llevado mi antiguo XR 1100, del mismo material que el NXR, que me estaba algo holgado por el paso del tiempo, el resultado hubiera sido peor, igual un fuerte dolor de cabeza durante un tiempo. Si hubiera sido policarbonato la cosa hubiera cambiado, y no quiero ni pensarlo. O igual no, pero reitero lo dicho, un casco caro no solo es bueno ante una caída, sino durante todo el servicio que nos ofrece. El quick de la cuestión es que ha sido el mejor momento para caerme, y debo agradecerlo al destino. Como estaré de convencido que un nuevo NXR decorado ya está en casa, y dispuesto para cuando tenga la moto a punto.

      Recibe un cordial saludo. Fran GTS.

      • santiagojh dijo:

        Es preferible un buen casco antes que un buen escape. Creo que esta es una de las moralejas del cuento.

  19. Onor dijo:

    Hola Fran. Yo también hacia un tiempo que no pasaba por aquí y me he quedado de piedra.
    Me he saltado lineas apresuradamente para ver que estabas bien y ya me he quedado tranquilo.
    A la moto que le vayan dando si tu estás perfecto.
    Veo que has sido demasiado autocrítico y severo contigo mismo, entiendo que tu principal autoreproche es que por ir algo calentito te comiste una piedra que yendo solo o a una distancia prudencial hubieras esquivado sin más historias. Yo creo que no, estás equivocado, te la hubieras comido igual. Hace años con mi Fazer 600 yendo por ciudad a escasos 40 km/h por una calle sin tráfico, de repente salió rodando de entre los coches aparcados un balón de fútbol, me lo tragué entero y pasé por encima y todavía no se ni como no me fui al suelo.
    Tomate el incidente como un aprendizaje más, siempre tenemos que estar aprendiendo y no te machaques tanto a ti mismo.
    Un abrazote y a ver si me acerco un día a saludarte desde Valencia

    • que tal estás Onor??

      Me alegro mucho por tu mensaje. Te agradezco mucho tus palabras de ánimo y te invito a releer el artículo porque considero que tiene una importante reflexión que espero llegue al corazón… si lees bien entre líneas, y tu lo sabes hacer.

      Ya estoy totalmente recuperado, tanto física como anímicamente, y la B-King tiene los daños que se ven en la foto, pero nada interno, así que el chasis está bien y estoy recopilando las piezas de repuesto con la ayuda de desguaces y piezas de segunda mano… y pronto vendrá la RESURRECCIÓN de mi querida moto, por que la mía, cual Ave Fénix, ya se ha llevado a cabo, jejeje.

      Si que he sido severo conmigo, e incluso me lo han dicho en las distintas llamadas que he tenido para preocuparse por mí: MACHO, QUE PARECE QUE HAS MATADO A KENEDY… NO TE MACHAQUES TANTO. Y es cierto, lo he pensado y ese sentimiento de culpabilidad ha desaparecido puesto que no fue un error, no fue culpa mía, ni falta de pericia, ni nada de eso. Pero en el momento de escribir el texto no me podía explicar lo ocurrido, no creía que me estuviera pasando. Pero mira, ya está, con dinero e ilusión se pueden hacer muchas cosas.

      Como habrás leído en los comentarios, nada sucede por casualidad… y bueno, este accidente me ha sorprendido mucho en mi vida personal, en ocasiones para bien.

      Y si algún día se te ocurre acercarte hacía Alcoy, que te pilla más cerquita de Valencia, sería un buen punto de reunión donde poder darte un abrazo… Pero aun no, jejje, cuando tenga la moto lista.

      Lo dicho, agradecerte mucho tu preocupación y darte un fuerte abrazo.

  20. Claudio dijo:

    Buenas noches Fran:
    Llevaba un tiempo “desconectado” de tu blog y al leer la notícia he pensado que eres un tío con suerte. Si tomas un poco de distancia te darás cuenta que ha sido tu “Ángel de la Guardia” quien ha cuidado de ti y ha transformado un accidente serio en una “anécdota”. Me alegra saber que tienes tu propio guardaespaldas y que te encuentras bien (aunque la moto te represente un gasto adicional no previsto).
    Yo tuve el año pasado un accidente en Nueva Zelanda muy serio. Iba con mi família un día lluvioso en coche (Subaro 4*4) a 80 km/h aprox, El coche en una recta, se fué de lado, volantazo y frenada, aquaplanning y choque de cara con un Audi A4. El coche siniestro total, el A4 fuera de la carretera y NADIE tuvo nada salvo la quemadura del cinturón y dolor abdominal durante un mes. Mi mujer me dijo, es nuestro ángel protector quien ha salvado nuestras 3 vidas 🙂
    Luego me explicaron que el asfalto es de pésima calidad, resbala y con agua es una pista de hielo que mata miles de personas cada año 😦

    En resumen, te envio un fuerte abrazo y en enero nos veremos por Alicante. Ya tengo la Katy y es MUY,MUY buena moto. Yo soy un piloto que disfruta cada vez más del paisaje y corro menos. Este sábado ruta hasta Sort a comprar lotería de Navidad y subida a Andorra.

    Un abrazo y V’sss crack

    • ¿Cómo estás Claudio?

      Me alegro que hayas leído la reflexión, y es que cuando alguno de los amigos que nos juntamos no participa, pues se echa de menos.

      Como has visto por los comentarios, ya estoy mucho mejor, y es cierto que todo quedará en una anécdota, que se paga con dinero, pero a fin de cuentas… tiene arreglo. nuestro Angel de la Guarda está siempre ahí, vigilando, y en mi situación se ha portado bien. Igual que he dicho en otros comentarios, era el mejor momento para caer, puesto que el casco era recién estrenado, y iba muy bien protegido, con espaldera inclusive. El mono apenas sufrió un rasguño, y el casco se llevó la parte importante, y es lo que agradezco, que me estaba perfecto y ni me dio un ligero dolor de cabeza tras la colisión con el guardarrail.

      Sobre tu Katty, que ya tengo ganas de verla, y eso que llevas prometiendo acercarte por Alicante mucho tiempo, a ver si te dignas a venir, aunque sea en Enero. Disfruta de tu paseo por Andorra, la Meca de las compras moteras, y aprovecha para regalarte unos guantes, aunque sea.

      Un fuerte abrazo Claudio.

  21. moockey dijo:

    Hola Fran.
    Lamento de veras lo sucedido, sólo escribo para darte ánimos aunque creo que ya has pasado lo peor y que ya tienes las cosas más claras.
    Me siento bastante identificado contigo por lo que vas dejando ver de tu personalidad a través de tus posts y porque como tú hace unos días yo también besé el suelo, en mi caso por una trampa de gravilla traicionera.
    Como tú, me preocupo con lo relacionado con las técnicas de conducción e intento no dejar cosas al azar cuando salgo a rodar, ahora bien, tenemos que asumir que la posibilidad de caída siempre está ahí, lo único que podemos hacer es llevar margen de seguridad para que en el caso que llegue lo inevitable, las consecuencias sean las menores…
    En mi caso yo no he tenido el valor de contarlo a mis familiares, quizás por no preocuparlos, si te digo la verdad es a lo que más temo, a provocar sufrimiento a mis seres queridos…
    Tegola suerte de que no he cogido miedo a la moto, quizás porque las consecuencias físicas han sido escasas, pero la época de darle vueltas al tarro es inevitable.
    Mucho ánimo y espero que esté pronto rodando de nuevo.

    Un abrazo!

    • ¿Qué tal estás Moockey?

      Al igual que he respondido a Claudio, ya está pasado, y quedará en una anécdota. y es que ninguno estamos libres de estos contratiempos.

      Lamento tu caída, y todos los ánimos que me han dado a mí, te los entrego para que te recuperes de las secuelas psíquicas que siempre ocurren en estas situaciones. Parece casi surrealista, como que no creemos que hayamos caído, pero como bien has dicho, es un riesgo que debemos aceptar y que lleva consigo la conducción en moto.

      Lo de contarlo a tus familiares es una opción personal, no puedo decirte nada… en mi caso también es lo que más me dolía, pero cuando se lo dije personalmente unos días después de lo ocurrido, me vieron muy entero y comprobando su reacción positiva me quité un peso de encima y me quedé mucho más descansado.

      Es cierto que esta reflexión ha sido totalmente personal, por eso ni lo considero un artículo, sino parte de mi vida, y aunque este blog intente ser lo más técnico posible, este punto humano puede que le dé más valor a todo (así me lo han dicho). Así que me alegro que te veas identificado con todo esto.

      Por último comentar, y es un comentario para todos los lectores, que mi B-King está en tratamiento médico intensivo, y hoy me han dicho que después de revisar la tija no le han visto ninguna flexión… Así que ya se empieza a ver muchas más opciones.

      Un fuerte abrazo Moockey.

  22. Pingback: COMPARATIVA SHOEI NXR VS SHOEI XR 1100 | EXPERIENCIAS DE UN MOTERO

  23. Manuel dijo:

    Fran, como estás? Espero q mucho mejor. Leo habitualmente el blog pero hacía días que no pasaba por tu ” casa” y me encuentro con esto. Aunque sea a través de tus textos puesto q no nos conocemos, uno se encariña con quien le da consejos, con quien comparte esta loca y adorable afición con tanta pasión como tú. Al leer el relato de la caída fue como si hubiera estado allí viendo a un amigo. Lo he pasado mal. Si ya es mala una caída, peor lo es si es por mala suerte ( puta piedra). Estas caídas a mi entender son las peores porque hacen q la cabeza busque motivos q resulta difícil encontrar. Alguno encontraras y servirá de aprendizaje. En general los moteros no merecemos estos incidentes, pero como ya te han dicho son peajes del oficio.

    No dudes que esto te hará más grande, no dudes que durante un tiempo veras piedras en todas partes, donde no las hay. Pero no dudes que dejaras de verlas y recuperaras tu confianza para rodar con margen. Si me permites un consejo de un motero old school que no te conoce pero que tiene muescas en la culata, tómate tiempo y disfruta de tu pasión a tu ritmo. Se tarda tiempo en quitar la piedra de la cabeza. No fuerces. Todo llega. Tú sigue practicando EL RITMO que es la técnica adecuada aunque haya sorpresas que no están en el guión.

    Bueno maquina, no me extiendo más. Cuídate, no dejes de escribir, arregla esa joya y nos vemos por lo negro.

    Un abrazaco de oso.

    • Como estás Manuel?

      Me gusta mucho que digas eso de “mi casa”, aunque siempre digo que el blog es de y para los lectores que puedan hacer un buen uso de el.

      Te agradezco de corazón todas y cada una de tus palabras. Es muy grato comprobar como los lectores habituales, como los que han entrado por primera vez, me están danto ánimos para rehacerme de esta situación. Cuando has dicho que lo has pasado mal me he sentido culpable… pero seguro que al leer los comentarios has comprobado que todo quedará en una anécdota, y un porrazo económico. Además ya estoy totalmente recuperado, aunque como bien has dicho, no sé que pasará por mi cabeza cuando conduzca una moto… Y posiblemente me vendrá un “flash-back” de esos que dicen, que es una imagen de peligro imaginaria, que me hará dudar en ciertas ocasiones.

      Llevas razón que la cabeza da vueltas buscando el motivo de la caída, cuando hace años me partí tibia y peroné pensé que había pagado mi peaje, pero vivir entraña riesgo, y debemos entender que hay que asumirlo, aunque ninguno lo merecemos. Y pese a que tengo muchas ganas, también me costará rodar al principio. Tengo claro que aplicaré la técnica y filosofía de EL RITMO, e iré ganando confianza al paso de los kilómetros, a la vez que me voy adaptando a mi B-king, en la que tendré que verificar ciertos cambios.

      De nuevo agradecerte tu mensaje y desearte gran felicidad. Un fuerte abrazo.

  24. Baralluga dijo:

    Disculpa, pero no te conozco de nada. He visto tu blog al comentar tus experiencias con el casco SHOEI NXR, y de leído tu artículo y aprecio tu sinceridad, tu dolor y el miedo pero todo ello expresado de forma natural y directa. Solo tengo una pequeña moto de 125 con la que doy algunas vueltas los domingos por la mañana, pero mis pocos kilómetros son mucho de disfrute y también lo disfruto cuando os oigo y os leo hablar de nuestra pasión: ir en moto. Muchas gracias por tu artículo, tu blog y compartirlo todo ello. Saludos desde Castellón.

    • Hola Baralluga:

      Gracias por tu participación, una moto de 125 no está exenta de peligro, ni ninguna, y siempre es recomendable ir bien protegido, tanto a nivel exterior como nivel interior, por lo que si estás empezando en este mundo encontrarás en este blog información que te puede ser muy válida.

      Otra cosa… no hables en segunda persona al referirte a “os oigo y os leo hablar de nuestra pasión”. Me refiero a que tú también estás dentro, y todos tenemos mucho que aportar, independientemente de los kilómetros recorridos.

      Un cordial saludo desde Alicante.

  25. Dani dijo:

    Hola Fran;

    Hace bastantes días que leí tu incidente, veo que han pasado varias semanas, espero que te habrás recuperado ya física y animicamente.

    Casi un mes y medio después, ya poco queda por decir. Solo podría recalcar que no te culpes por nada. Que siempre te hayas preocupado de pulir tu conducción y hayas acabado con un susto por culpa de una piedra no significa nada, ni te cuestiona como motorista experimentado. Por desgracia, a eso nos vemos expuestos…a ver como dependemos mas de lo que nos gustaría de factores externos tan absurdos.Factores que cuando aparecen ya es tarde para poner en practica aquello que sabemos.

    De esto te vengo a hablar con una experiencia reciente. Yo también he caído. El 29-12-2015 me dirigía -Con mi Mt09 y una mochila a cuestas- a un centro comercial a por los primeros recados navideños.
    Ya casi llegando….me despierto en el suelo, rodeado de un corrillo de gente que me explica que he tenido un accidente. Sensación de estar soñando. No alcanzo a comprender nada hasta que me dicen “ya llega la ambulancia” La escucho y me doy cuenta de que va en serio. Empiezo a orientarme y recordar a donde iba pero no se que ha sucedido. Me suben a la ambulancia. Sustituyen mi casco por un collarín. Respondo a preguntas que me van haciendo para verificar mi memoria. Parece que bien. Ingreso en el hospital…. radiografías, tag…ya en observación. Recibo una llamada de la Guardia Urbana de Barcelona. Me piden mi versión -que obviamente no puedo facilitar porque no la se- Es pues cuando me informan de que, según declaraciones de testigos, que parece que hay varios y de las huellas del neumático en la calzada, una moto quiso aparcar en una plaza establecida para ello y a ultima hora decidió dejarlo estar y volver a la circulación, en el preciso instante en que yo pasaba por allí. Mi instinto me hace esquivarlo pero en esta maniobra evasiva, me voy al asfalto, colisionando mi moto contra un coche aparcado y mi cabeza contra otra moto aparcada que se fue al suelo. EL motorista que me hace caer, intacto. No hay colisión.

    Y aquí me veo, 10 días después. Pudiendo gracias de estar vivo y entero. No parece ser que el golpe me haya causado ningún mal mayor fuera de machacar un poco mas mis ya de por si castigadas cervicales. Sin saber la resolución…sin noticias del otro motorista ni de como acabara todo. Mi moto lleva poco mas que un arrastron y un buen amigo me la pudo llevar circulando del deposito al taller.

    Gran empatia me despiertas, al leer tu caso. Mi piedra ha sido un motorista despistado. Mi cabeza, a salvo, gracias a otro fabuloso SHOEI NXR que ha quedado inservible, que guardare de por vida y que reemplazare por otro igual. Tal como tu. Mi impotencia….. volveré a coger la moto…pero saldrá otra piedra/conductor despistado en mi camino?

    Te mando todos mis ánimos y a recuperarse! Y no dejes este blog.

    Un abrazo.

    Dani

    • Madre de mi vida, Dani…

      Jo, los pelos de punta al leer tu relato. No es que haya revivido el mío, es que creo que lo tuyo ha sido mucho peor, una situación en la que perdiste el conocimiento y no puedes recordar nada… y ahora casi me siento culpable por que todos los ánimos recibidos no creo que hayan sido merecidos.

      De nuevo otro NXR que queda inservible y salva una vida, y pasará mucho tiempo en una estantería para rememorar que su éxito, y recordarnos que somos mortales, totalmente frágiles, y estamos a merced de un descuido cualquiera. Incluso de hasta un compañero, que espero que haya dado la cara.

      No sabría decirte si tuviste o no suerte. Suerte de estar relativamente bien sí, después de un accidente, pero hubiera sido más suerte no haberlo tenido… Sinceramente, lo lamento y lo siento mucho, primero por que no es agradable para nadie, luego porque eres un amigo de este blog, y también porque has demostrado un carácter propio, capaz de aportar con sinceridad tus ideas, criticarme y rebatirlas conmigo, y tu personalidad es de agradecer en un blog el que no hay excesivas discusiones. Discusiones de adultos de buena fe.

      Te traslado de inmediato todos los ánimos que me han dado a mí, como si de una bola de energía se tratase, como si fuera una inyección de salud y moral unida que pudieran reconfortarte tanto como me ocurrió a mí.

      Si te reconforta, te puedo decir que ya he hecho la primera prueba/rodada de mi B-King,y que la he cogido como si nada hubiera pasado, buscando mi trazada perfecta, y hasta abriendo gas en ocasiones para deslizar la rueda trasera. Sigo poniendo máxima ilusión y cierto toque de agresividad en la conducción, así que mi recuperación física y anímica esta terminada, que conste que pensé salir de tranqui, pero una vez visto que todo iba bien me puse a rodar como si mi accidente nunca hubiera ocurrido.

      Inmortalicé el acto con un par de selfies, a ver si los puedo pegar bien y te los muestro, al igual que la B-King, hemos cambiado de imagen, ahora tenemos cara de más malotes… jejeje.

      null

      null

      Como habrás leído en los comentarios, sigo pensando que nada ocurre por casualidad, y que deberás extraer lo mejor de este accidente. Cuesta mucho ver el lado bueno, mucho, pero verás como el destino te ayudará próximamente, estoy seguro.

      Te mando todos mis mejores deseos y una pronta recuperación, y no me equivoco cuando también te envío los mejores deseos de los lectores de este blog.

      Recibe y agradable y delicado abrazo… que tus cervicales no están para muchos trotes. jejeje.

  26. Dani dijo:

    Me alegro mucho de que hayas vuelto a tu montura! Muy bueno ese look de resurrección!

    Hace ya unos años tuve un accidente (menos aparatoso) con mi CBR 600 y la verdad que la sensación de volver a montar cuando han pasado unos días, es confusa…ese desentreno sumado al susto que lleva uno en el cuerpo hacen que los primeros kilómetros tengas la sensación de ir como flotando…. pero por lo que cuentas te has puesto al día rápidamente. Fabuloso!

    Muchas gracias por esos ánimos que me traspasas! Veo que te acuerdas de antiguas colaboraciones mías. Podemos estar en desacuerdo o no en si una moto es buena maquina o no, o si una opinión personal es acertada . Creo que este blog es un gran trabajo y si alguna vez rebatí algo es por que creo que vale la pena colaborar aquí.Si pensase lo contrario directamente no hubiera escrito nada. Al final, estas pequeñas discrepancias pierden toda su importancia cuando superamos sustos como los que nos hemos llevado y vemos que tenemos que animarnos a seguir con lo que mas nos gusta.

    El que yo haya perdido la conciencia no significa que mi susto sea peor que el tuyo ni mucho menos….. al final todo se resume a lo mismo…. la vida nos ha jugado una mala pasada.Nos hemos tenido que comer unos dias en casa con ibuprofenos y nolotiles ,ver a nuestras queridas por los suelos rotas….y nuestras dudas sobre si alguna vez mas, tendremos que pasar por algo parecido. Es lo que nos toca…. Y yo que ahora, tras año y medio, empezaba a rodar cómodo con esta MT! A volver a empezar. Todo se andará!

    Gracias por ese abrazo rompecuellos, jijiji! Recibe otro igual! Hasta pronto!

  27. Luis J dijo:

    Los sentimientos son de los seres humanos y de ahí tu escrito, el infortunio puede suceder en cualquier momento, pero lo realmente importante es superar lo acontecido. Eres un referente en experiencias y como tal debes seguir contandolas, ya sean buenas (como casi la mayoria) o malas (que ojalá nunca sucedieran). Es importante porque nos ayudas a entender mejor el fantástico mundo de las motos.
    Un fuerte abrazo y un grana saludo desde Colombia.

    • ¿Que tal Luis?

      Gracias por tus palabras de ánimo. Afortunadamente y como habrás leído en los comentarios, ya está todo resuelto, y tengo la moto “semi” terminada, digo semi porque creo que la voy a dejar así, con ese toque MAD-MAX que parece que se va a poner de moda… y que mi economía ya no da para más, jajaja. Estoy terminando un nuevo artículo donde explico la evolución de la reparación, que saldrá pronto.

      Y también por comentar que soy un referente… sinceramente no lo soy, solo escribo en un blog, y no con mucho éxito ni audiencia. Mi propósito como siempre digo, es intentar dar un punto de vista objetivo a una moto, o aclarar cualquier duda al alcance de mi mano, pero ya está. De verdad que me gustaría que tus percepción fuera real… y que mi blog reflejara mejor esa pasión que sentimos hacia las dos ruedas.

      Te mando un fuerte abrazo y mi sincero agradecimiento. Fran.

  28. Borja dijo:

    Leo tu blog tarde, pero rezo por ti. Que no vuelvas a caer. Nada ocurre por casualidad, pero si Dios lo permite es porque algo bueno va a salir. Quizás sea que alcances la certeza de no tener miedo a expresarte con sinceridad. Todo lo que comentas puede servir a los que venimos detrás.
    Tengo 40 años y por fin me he atrevido a sacarme el carnet… Siempre he querido, pero nunca encontraba el valor. Con todo esto, saco que siempre hay que ir por debajo del umbral porque no se sabe qué podemos encontrar detrás de una curva o un cambio de rasante. Gracias por tus consejos, por preocuparte por otros que sabemos menos y por volver a montar.

    Un abrazo fuerte

    • Hola Borja, gracias por leer y participar en el blog.

      Me quedo sin palabras… rezar por mí es un privilegio que te aseguro que no merezco. Además me considero un privilegiado en muchas cosas, así que es preferible pedir por alguien más necesitado que hacer trabajar a Dios por mí…

      Coincido contigo en que nada pasa por casualidad, tengo una filosofía cercana a “lo oriental” y siempre he creído que nuestro destino está escrito, las cosas son así porque no pueden ser de otra forma, y nada ocurre por casualidad. Además este accidente ha ocurrido a la vez que otro gran infortunio, y mi vida ha dado un gran vuelco… que espero que para bien en cuanto recupere el norte…

      En mi artículo posterior podrás leer una rápida recuperación física y psicológica… y la verdad que me sentí muy acogido por los ánimos de familiares, amigos y lectores del blog… así que aprovecho para agradecer de corazón tus palabras.

      Respecto al valor/miedo de expresar sentimientos, es cuestión personal, mi blog es técnico pero poco personal, pero esta vez vi acertado publicarlo, y sigo viéndolo, no es bueno ni malo, y tampoco lo considero valiente, solo una elección, pero si hace una labor de concienciar que por mucho que nos esforcemos, la seguridad completa no existe y no podemos tener control de todo, pues bienvenido sea.

      Creo que 40 años es una edad excelente, vamos, montar en moto no requiere edad, y hay todas las filosofías posibles, desde el rutero, hasta el tandero de circuito. Si bien, como siempre digo, he desarrollado un manual de conducción para facilitar conocimientos y hacer más entendible la dinámica de la moto a las personas que empiezan.

      Borja, de nuevo te doy las gracias por tus palabras y te deseo la mejor de las suertes en la carretera. Un fuerte abrazo. Fran.

  29. Daniel Vinals dijo:

    Algo que le crítico es su desanimo. Se que el el post es viejo, pero le escribo como si fuese actual. No se drefaude, no se desanime, no venga abajo. Publique los post, exprese lo que siente, comparta su opinión y no repare en críticas u opiniones. Llévese de ellas, como anteriormente ya lo ha hecho. Si algún motero no se ha caido, es porque no sabe de motos o no maneja tanto como nosotros. Le mando un abrazo y todo mi animo.

    • Hola Daniel, como estás??

      En primer lugar… en este blog no se habla de Vd. a nadie, así que no me hagas tan mayor… jejeje. Aquí se intenta hablar de motero a motero, y no hay distancias.

      Te agradezco todos tus comentarios de ánimo, y como verás, me gusta reparar en críticas y opiniones, me gusta el debate sano y constructivo… y las críticas destructivas me resultan muy fáciles de responder, ya que cada uno se describe en su escritura… no puedo tomarme a mal si alguien me habla con rencor, sería hacerle demasiado aprecio, y no le puedo dar ese poder. Como podrás leer en el siguiente artículo “la resurrección de un motero” ya estoy totalmente recuperado, y con mucho ánimo.

      Un mensaje que he ido dejando en mis comentarios, es que actualmente no estoy añadiendo artículos, entre otras cosas porque hay ta muchos temas tratados y me he quedado sin ideas… y sobre pruebas que podría realizar a los nuevos modelos que están en motos “demo” pues la verdad, se me han quitado las ganas de pelearme con los concesionarios por describir defectos que encuentro en algunos modelos, ir tras de ellos para que me autoricen una publicación, o encontrar que las pruebas, que llevan muchas horas de trabajo y algo de gasto económico, apenas son leídas, o si se leen, pues no todo el mundo quiere que se detallen ciertos defectos de su moto, por lo que mi trabajo entra en descrédito.

      Daniel, de nuevo agradecerte tus palabras de ánimo y apoyo. Recibe un fuerte abrazo. Fran.

  30. coderax dijo:

    Fran, hace tiempo que no te leo por eso me ha sorprendido mucho ver esta entrada. Supongo que ya habrás superado esta situación tan amarga, me alegro. Has hecho bien en publicarlo porque aunque digas que todo este tiempo has estado dando ejemplo sobre las buenas y malas maneras de conducir, este accidente me va a nutrir en mi aprendizaje.
    Estamos empeñados en el éxito a bajo precio cuando de verdad deberíamos seguir a nuestro profesor error para avanzar.
    Tengo 20 años y los 6 últimos llevo andando en moto sin un piñazo. El día que me toque espero tener la misma suerte que tu tuviste, y será la prueba de fuego (mental) para ver si sigo o no en este mundillo tan especial.
    Te agradezco la cercanía de esta entrada.
    Un saludo Fran.

    • Hola Coderax, que tal estás??

      Como puedes comprobar, suelo ser muy formal en mis contestaciones, excepto en este artículo y en el siguiente, que es donde he sacado a relucir mi lado más humano, más cercano y con más confianza, por así decirlo, ya que dado la gran cantidad de muestras de ánimo, me sienta bien mostrar más abiertamente mi carácter. Creo que es lo mínimo que puedo hacer.

      Así que como no puede ser de otra forma, te agradezco en el alma tus palabras de ánimo. Por suerte, la siguiente entrada, la resurrección de un motero, refleja que estoy totalmente recuperado. Ese artículo tiene el mismo punto personal, y sobre todo en los comentarios, sigo dejando ver mi forma de ser más cercana… aunque tampoco es que me esconda mucho en ningún artículo… la verdad.

      Acepto que no soy el mejor ejemplo de comportamiento en carretera, no soy ese conductor ejemplar que cumple siempre las reglas, y es que para probar una moto… no hay otra forma si no es en circuito, sin embargo, no me la voy jugando, ni hago locuras, ni me pico con nadie, digamos que siempre considero que conduzco bajo un porcentaje de seguridad bastante algo, pero claro, olvidé que por la única forma de no caer en moto, es no teniendo moto, y eso es imposible para algunos de nosotros.

      Dicen que todos nos caemos… Pero sin duda, alguna excepción debería haber, o varias, por lo que te deseo la mejor suerte del mundo y nunca tengas que pasar esa prueba de fuego que es la caída. Y si ocurre, toca sacudirse el polvo del camino, reflexionar, y volver a las andadas.

      Un abrazo. Fran GTS.

  31. Georch dijo:

    Acabo de sacarme el carnet a2, así que estoy totalmente crudo como motero.
    Desde mi opinión más humilde- esta reflexión es de gran ayuda para persons que estámos empezando y que navegamos en la red en busca de conocimiento.

    Un fuerte abrazo!!

  32. Nacho dijo:

    Nada ocurre por casualidad, al menos esta es mi modesta opinión, y este artículo llego a mí buscando comparativa de cascos, entiendo por causalidad.
    Fran, has conseguido emocionarme cuando te abres y muestras tu gran sensibilidad, nunca escribo en el Internet, ni en Facebook, lo has conseguido, gracias.
    Dani, a mí me tiro otra moto y tampoco supe que paso, solo que me invistió y caí al suelo, me vi reflejado en lo que escribiste, no fue grave y tras una valoración por el SAMUR, intente ser muy consciente y no quise ir a un hospital, pensé que si iba, era como si realmente me hubiese pasado algo, no se detectó nada roto en principio, y que el destino me llevaba a que me diese cuenta de lo que realmente tenía que aprender, pasaron los días y no supe ni la identidad del contrario, ni de los testigos que me ayudaron, la policía recogió todos los datos y cuando salí de la ambulancia todos se habían ido, recogí los trozos de moto de mi x-max y valore en volver en la moto, parecía que andaba y que funcionaba, decidí que era la mejor manera de aceptar lo que pasaba y pude seguir.
    Fui consciente de cuando estaba tirado en el suelo y la moto me presionaba el pie que los datos y la logística era fundamental, me pase la vida siempre intentando evitar cosas, controlar, intentando anticiparme y me doy cuenta que era el momento de ocuparme de mi ser consciente de mis lesiones y cual era mi estado, el resto material, no valía tanto como mi pie que fue liberado por aquel desconocido que iba en bici y tanto me ayudo, me quedo con eso y con el cuidado de otras personas desconocidas que se ocuparon de mí.
    Esa misma semana había aprobado el teórico del A2 y luego obtuve el carne, hace un año que me compre una Honda Integra, que sin saberlo cuando la compre pues quería una T-Max, que se la pueden poner maletas y con ella viajo y descubrí a mis 55 años otra manera fantástica de viajar.
    La vida es un viaje, donde los que no movemos en motos sabemos que si no estamos en movimiento solo podemos estar unos segundos aguantando el equilibrio, a mí me cuesta.

    Como el buen motero siempre en movimiento para no perder el equilibrio.

    Las botas, chaqueta con espaldera y casco integral, permitieron que nada de mí se rompiera, todo quedó en molestias que se superaron con Ibuprofeno, como no sabemos los riesgo de la vida, nunca podremos estar lo suficientemente protegidos, y esto no tiene que impedirnos mirar las oportunidades de vivir, y viajar en moto es una forma más de conectar el corazón con la vida.
    Gracias a todos por compartir vuestros aprendizajes, vivencias y sentimientos.
    Un abrazo

  33. miquel unamuno velez dijo:

    Tentar la fortuna conduciendo una cosa de esas, no lo entiendo, lo único que queda por hacer es reflexionar acerca de lo que pasó y porque pasó, es lo que haces. Pero en ningún momento mencionas lo crucial: ¡ESTÁS VIVO!
    ¿Para qué?
    ESO es lo que deberías preguntarte…

  34. Beli Klein dijo:

    Fran, de verdad, enhorabuena por este blog. No debes ninguna disculpa a ningún lector por haber dejado de escribir. Es más grande todo lo que has aportado que el hecho que ahora te detengas. De verdad que con los que llevas escritos me llevas entreteniendo muy interesadamente más de una hora. Tengo 26 años y hace 6 que ruedo con la street triple, moto de la que sigo enamorada. Solo quiero dejarte este comentario para decirte que me alegra muchísimo (aún sin conocerte) que hayas podido volver al asfalto con tu niña (aunque sea con un aire más malote, jejeje) y porque, a pesar de que sea una chorrada, me hace ilusión compartir contigo que si me preguntaran en qué momento deicidí entrar en el mundo de las dos ruedas diría que fue al ver la B-King sobre una rueda… Tenía 19 años con el carné de coche recién sacado y me dirigía a mi casa cuando un tipo al verme conduciendo el coche quiso chulearse con su pedazo moto, y la verdad es que me río porque lo consiguió. Ver como ese hombre me adelantaba haciendo el caballito con una moto como la tuya… me marcó, tanto que quise sacarme el carnet desde ese preciso instante. No para hacer lo mismo porque me da pánico hacerlo, pero ese caballito me transmitió mil cosas… Y nada, al año siguiente con el carné A2 en mano (me pilló la nueva normativa que obligaba limitarlas) mi abuelo me regaló la joyita. Así que aquí sigo, con mi triumph, mi mejor compañera de viaje, a pesar también de haber tenido dos accidentes sin importancia.
    Suena a tópico Fran, pero espero que jamás la desmotivación le gane la partida a tus ilusiones y pasiones. Levántate las veces que haga falta y sigue reflexionando sobre todo como transmites que lo haces, pero jamás te olvides de VIVIR!

    Un gran abrazo, Fran.

    Beli Klein

  35. Vicente dijo:

    Me gustó leerte. Empezé con la comparativa de cascos. Acabo de comprar un xr1100 usado, pero muy cuidado. Siento tu percance. Piensa que podias gaber perdido más que un casco nuevo, que al fin y al cano, ese era su proposito, proteger tu cabeza. Poco a poco, arreglarás la moto, y volverás a rodar, pero con más experiencia. Suerte🍀 con el arreglo de tu moto. Y enhorabuena, por no sufrir daños. Y gracias por compartir. ✌🏾️

  36. Alex dijo:

    De verdad tienes que escribir de este modo?
    No puedes escribir como ls gente normal?
    Me sabe mal que te hayas caido, pero este egocentrismo que gastas con “mi buen fisico, tecnica contramanillar, casco que me adapta perfectamente, cortesia debida, *…” me parece muy barato y gratuito.
    Quieres parecerte a arturo perez reverte escribiendo…sólo espero no te parezcas a él cómo persona…

    La mejor frase es la de análisis mental propio tipo exámen físico rápido…de donde has sacado esta frase???

    Saludosss

    • Hola Alex. Gracias por leer y participar en el blog.

      Contestaré a tu comentario por partes.

      Escribir de este modo… pues sí, realmente el estilo de escritura es bastante desordenado, puesto que fui hilando pensamiento tras pensamiento y así lo plasmé en el papel (virtual). Sin embargo es el único escrito así, todos los demás artículos son escritos y corregidos para que sean muy legibles y entendibles, además de salvo alguna otra excepción, son artículos técnicos sobre pruebas de motos, reflexiones, reglaje de suspensiones, y demás extensiones al mundo de la moto. Puede que antes de efectuar tu crítica deberías haber ojeado un poco el blog. Hay más escrito además de los dos artículos de la caída.

      Escribir como la gente normal… No sé a que te refieres con gente normal. No suelo hacer divisiones entre gente normal y no normal. En un esfuerzo te diré que la mayoría de autores tienen un estilo propio, bien sea en pintura, escritura o cualquier otra arte. No es el caso, no busco un estilo propio, ni hacerme famoso, ni ganar dinero, ni siquiera reconocimiento. Solo intentar hacer un servicio para el que le sirva la información contenida en el blog.

      Me sabe mal que te hayas caído… Sinceramente te lo agradezco de corazón.

      Egocentrismo que gastas con “mi buen fisico, tecnica contramanillar, casco que me adapta perfectamente, cortesia debida, *…” me parece muy barato y gratuito… Voy a explicarte: peso 70 kilos y mido 1.72, es decir, que soy relativamente ligero, no estoy en 120 kilos que solo el peso corporal hace una mayor distancia de arrastre. Por otro lado, llevo haciendo Judo unos cuantos años, actualmente soy 3º Dan y entreno tres veces por semana, eso me hace estar en forma, quieras o no quieras tú. Decir otra cosa es falsa modestia. TECNICA DE CONTRAMANILLAR: pues sí, eso he dicho, he hecho cursos de contramanillar y he estudiado por mi cuenta la técnica de postura inglesa, y hay varios artículos en el blog sobre ello. No sé donde está el problema. CASCO QUE SE ADAPTA PERFECTAMENTE…. Sí, era mi segunda puesta, un Shoei NXR totalmente nuevo que me estaba muy sujeto. Tampoco encuentro ningún problema en esa expresión. CORTESÍA DEBIDA: Ni siquiera sé cuando lo dije pero no voy a leer de nuevo el artículo. Supongo que son palabras que puedan rechinarte y molestarte si no la tienes. BARATO Y GRATUITO: No me cabe la menor duda, no te ha costado nada esta lectura.

      EGOCENTRISMO: Te doy toda la razón. Desde ese accidente, que hace casi un año y medio, he trabajado ese egocentrismo para reducirlo en lo posible, crecer personalmente y consciencialmente, e intentar ser más humilde. Agradezco tu observación.

      Quieres parecerte a arturo perez reverte escribiendo…sólo espero no te parezcas a él cómo persona… No sé como escribe Arturo Pérez Reverte, pero mira, solo el hecho de que lo cites demuestra que le tienes bastante idolatría como para nombrarlo, y por otro lado ese escritor es bastante más famoso que un servidor, y casi seguro que tú. Por cierto, también soy paisano suyo. Sobre parecerme a Reverte como persona… pues mira, yo no lo conozco, y dudo mucho que tú lo conozcas personalmente, pero ya te digo que si te consideras mejor que él te equivocas de pleno. Yo estoy muy honrado de que me hayas comparado con él, creo que tiene una silla en la Real Academia de la Lengua, o algo similar, y yo un blog inactivo de motos… jajaja. Vamos lo mismíco, como dicen en mi pueblo.

      ANALISIS MENTAL PROPIO TIPO EXÁMEN FÍSICO RÁPIDO, DE DONDE HAS SACADO ESA FRASE?? Pues mira, no lo sé, supongo que el puñado de años que me he tirado de servicio uniformado al pié del cañón, y era lo primero que verificaba cuando acudía a un accidente de tráfico. Si el/los implicados estaban o no conscientes… verificaba que no habían perdido la memoria o estaban totalmente aturdidos si podían decir su nombre y datos personales, también verificaba que podían mover manos y piernas para saber daños tipo para/tetraplejia, y en ocasiones se les entretenía con chorradas para que no se desmayaran y no se dieran cuenta de sus graves heridas mientras llegaba la asistencia médica. Para que te voy a contar que tú no sepas… porque estoy seguro que incluso puedes imaginarte lo lento que se debe pasar en una situación así.

      De verdad te digo, que si quieres seguir debatiendo estaré encantado, pero intenta usar la debida cortesía y buscar argumentos más solidos para ello. Entiendo que no debo caerte muy bien por tus comentario, pero eso no es motivo de discusión, es normal, todos somos diferentes y no poder caernos bien todos… esto sería muy aburrido.

      Recibe un cordial saludo. Fran GTS.

  37. Miguel dijo:

    Hola. Llego a este blog por casualidad, buscando casco y tras leer el análisis del NXR. Y, a veces, internet te tiene preparadas estas sorpresas, he leído con mucho interés tu artículo sobre la caída y creo que es un acierto publicarlo.

    Hablo como motero relativamente novato. Cualquiera que lea esto y tenga medio dedo de frente, estoy seguro de que lo apreciará y, por supuesto, no verá en su contenido más que una sana intención de ayudar. Buscar otra cosa es…bueno…lo que tanto se lleva hoy. Simplemente carnaza de RRSS.

    Saludos en V’sss desde Valladolid y espero que nos crucemos algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s