Sobre mí…

Desde los inicios…

Miraba las fotos del “SOLOMOTO” con esos ojos grandes y redondos que tienen los niños cuando escudriñan con devoción el catálogo de juguetes en vísperas del día de Reyes, no me interesaban los textos, ni tampoco las hubiera entendido. Recuerdo que contemplaba esos diseños agresivos envolviendo faros redondos, esas imágenes diseñadas con líneas afiladas y redondeadas catalogadas a todo color y ordenadas por marcas y modelos. Recuerdo que permanecía recostado en el sofá mientras me entretenía pasando las hojas una y otra vez. Recuerdo que me atraían todas, las deportivas con esos grandes y redondos depósitos y el doble faro, las customs con esa mezcla de negro y cromo, las enduro, incluso a veces hasta decidía la moto que más me gustaba pero todos los días cambiaba de opinión. Como dice el refrán: la diferencia entre un niño y un hombre es el precio de sus juguetes. Recuerdo que un día dije: “papá cuando sea mayor me compraré una moto como esas”. Estoy seguro que ese fue el comienzo…

El ciclomotor de los 14 años nunca llegó pero tuve la fortuna de adquirir una Yamaha XT 600 a los 18, la incombustible monocilíndrica trail. Sé que era demasiado para un novato. Me costó un par de revolcones, unos cuantos rectos y alguna salida de pista sin muchas consecuencias. Sigo pensando que es una excelente opción como moto de inicio o transición.

Mi siguiente adquisición fue el cambio de uno a dos cilindros.  Mi orientación hacia la carretera conservando la postura trail me llevó a la adquisición de una moto muy especial e innovadora, a la vez que incomprendida, la recién salida Yamaha TDM 850 con la que aprendí a trazar en las carreteras reviradas y descubrí que tanto las sensaciones como la diversión son mayores en curva que en recta, la expresión “hacer curvas” tenía significado en esa moto, las carreteras reviradas de la costa, también.

Seguí ascendiendo de cilindrada encaminado hacia el sport-turismo de 1000 cc. y cuatro cilindros. De nuevo se cruzó en mi camino otra moto incomprendida, bien por estar adelantada a su tiempo, por el conservadurismo, o bien por un precio bastante alto. La magnífica Yamaha GTS de 1000 cc, con chasis omega, monoamortiguador delantero, inyección electrónica, catalizador, un sinfín de sensores y muchos gadgets, tanta novedad y modernidad originaron que no tuviera aceptación en el mercado. Una oferta de las últimas unidades hicieron posible mi nueva adquisición de la que pensaba que era la moto definitiva, no iba tan descaminado ya que estuvo a mi lado durante 16 años, un tiempo bastante extenso teniendo en cuenta el consumismo reinante y la gran evolución de las motos.

Los motivos por los que un motero cambia de montura pese a seguir enamorado de la anterior depende de muchos aspectos. En mi caso particular fue la búsqueda de mayores sensaciones, más potencia, cambio de hábitos de conducción debido a mi evolución hacia el uso deportivo, actualización de la moto y componentes,  y porque no decirlo, de la inconveniencia de efectuar largos trayectos por carreteras principales convertidas en autovías junto a la estricta aplicación de la reglamentación de tráfico.

Una Suzuki B-king de 2ª mano, buen precio y pocos kilómetros fue la elegida, una naked actual llena de sensaciones, de corte radical y orientada a uso sport, gran calidad de componentes y parte ciclo, y estilo totalmente distinto. Durante un tiempo permanecí con la GTS y la B-King en mi garaje, pero el mantenimiento de dos motos no tiene sentido si ni siquiera puedes llenar el depósito de una, así que con lágrimas en los ojos no tuve más opción que pone a la venta a la abuelita, que afortunadamente llegó a manos de un gran motero y ahora amigo.

Desde los inicios de pantalón vaquero, botas de la mili, guantes de lana y casco tipo jet de policarbonato, hasta los días actuales de cascos de carbono, monos de cuero, protecciones homologadas y botas específicas ha llovido mucho y hemos mejorado notablemente, pero todavía queda algo por hacer, concienciarnos totalmente en la seguridad, la protección, la técnica y la responsabilidad. Hemos avanzado mucho, muchísimo, y la última campaña de la DGT me da la razón, los moteros alcanzamos una nota excelente.

 Actualmente considero tener experiencia suficiente, pero humildad para reconocer que me queda mucho por aprender en este mundo, y en ello estamos…

Agradecimientos:

A PoluxCrivillé por ser fuente de inspiración con su excelente blog encaminado a SALVAR VIDAS DE MOTORISTAS mediante la información, actualización, seguridad y educación vial. Agradecer su apoyo y ánimo para crear este blog.

Al foro B-king.es, donde comencé a relatar mis posts. Agradezco el aliento de amigos y compañeros que con su estímulo me motivaron para continuar escribiendo estos artículos.

Atentamente Fran GTS.

Saludos en V’sss.

Anuncios

Una respuesta a Sobre mí…

  1. Cuantos más seamos aportando nuestro granito de arena, ¡mejor! ¿no crees? Tú con tu experiencia, estoy convencido que contribuyes a que vayamos más concienciados sobre dos ruedas y, consecuentemente más “seguros”, que es finalmente lo que se pretende… GasSsS con el blog compi!!!

    V’SsS

    PóluxCrivillé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s